Historia Provincial Malagueña

Amigos visitantes, con estas páginas que siguen pretendo dar a conocer un poco de la riquísima y variada historia del paisaje y del paisanaje de la siempre sorprendente provincia de Málaga.

Espero que les aproveche y gracias por acercarse a estas líneas.

lunes, 23 de abril de 2018

UN PUENTE OCULTO DEL ACUEDUCTO DE SAN TELMO.

#SalvemoselAcueductodeSanTelmo

   De los muchos puentes con que el acueducto de San Telmo salvaba los diversos accidentes geográficos que encontraba a lo largo de su recorrido, son varios los que a su paso por la ciudad han desaparecido, más otro que se haya integrado, y prácticamente oculto, en el interior de un instituto de enseñanza secundaria, más otros tres enteros aunque abandonados, uno de ellos de cinco ojos, más otro de once ojos que se ha restaurado y reluce espléndido.

   En el área adyacente a la urbe, de forma periurbana, encontramos con que siete están abandonados, uno de dos ojos, y otro más está roto, le falta un trozo importante.

   A estos, hemos de añadir a, al menos, otros dos puentes, uno que probablemente esté roto o destruido y otro más que está cubierto por la tierra, aterrado, y es de éste del que hablamos en este vídeo, que esperamos les resulte interesante.

   Se encuentra colgado en nuestro canal de Youtube: 

https://www.youtube.com/watch?v=SdnKOAd8BIg 




IHPMalagueñas
Málaga - 2018

ACUEDUCTO DE SAN TELMO: REFORMAS URGENTES.

#SalvemoselAcueductodeSanTelmo

   Como se viene denunciando casi desde el comienzo de la andadura de este blog, el Acueducto de San Telmo corre serio peligro de desaparición si quienes tienen "mando en la cosa" no se mueven deprisa, se ponen de acuerdo y actúan de manera decidida para su recuperación.

   Desde este blog hemos aportado algunas ideas que pueden contribuir a sus salvación y puesta en valor para uso y disfrute de los malagueños y de quienes no visitan, pudiendo ofrecer un atractivo histórico-artístico más a la admiración de propios y extraños.

   Quien tiene el poder de decidir su salvación es, si no estamos mal informados, la Fundación Benéfica Caudal y Acueducto de San Telmo, formada por la Comandancia de Marina, la Confederación Hidrográfica del Sur, la Diputación Provincial de Málaga, el Ayuntamiento de Málaga, la Cámara de Comercio, el Obispado de Málaga, la Cámara Agraria y el IES Gaona. Está presidida por el obispo y el vicepresidente es el alcalde de la ciudad.


   Es cierto que algunas actuaciones se han llevado a cabo para su recuperación, y hay está, por ejemplo, la restauración del Puente de los Once Ojos o de Arroyo Quintana, que lo han dejado en un estado espectacular, con un parque y algunos paseos y escaleras, habiendo ahora un proyecto para mejorar la zona. 

   Así mismo, se está restaurando el arca principal, situada en la esquina formada por las calles de Refino, Carrera de Capuchinos y Postigos, que nos va a dejar dicha arca en un estado saludable y hermoso, permitiendo a los malagueños disfrutar de ella -y del puente de Arroyo Quintana- por muchos años más.


   Esperamos y deseamos, que esto no se quede aquí, sino que sea el principio de una decidida voluntad por parte de la Fundación de acometer la restauración integral de dicho Bien de Interés Cultural, obra cumbre de la ingeniería civil europea de la segunda mitad del siglo XVIII. 

   Nos gustaría que aquellos que tanto se enfurecen y que desde los distintos grupos de las  redes sociales atacan a las administraciones por su actual actitud respecto de determinados casos relativos que se pretende hacer en Málaga - muchos de ellos solo proyectos en el papel-, se implicaran de manera activa en este proyecto, que no es imaginario, no, es algo real y tangible, de 234 años de edad, que se va muriendo cada día un poquito más.

   Así pues, pedimos más implicación y menos agitprop

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

UN TRAMO DEL ACUEDUCTO DE SAN TELMO. UN TRAMO DE SU DETERIORO.

#SalvemoselAcueductodeSanTelmo

   Hola, muy buenas.

   Este que a continuación pongo, es un vídeo de unos 9 minutos que nos muestra el pésimo estado de conservación de este tramo del acueducto de San Telmo. No serán más de 300 metros los recorridos, si es que llega, pero es una buena muestra de su abandono y de su progresivo deterioro.

   Como suele ser habitual, no hemos visto a nadie realizando ni el más mínimo detalle que ayude a su conservación, bueno, conservación no, a evitar su deterioro. Luego, todos son gritos, lamentaciones y culpar a la Administración, pero los verdaderos responsables de al estado en que se encuentra, son los ciudadanos.

   El vídeo está colgado en nuestra página de Youtube, en la dirección siguiente:

https://www.youtube.com/watch?v=uyGFfR-oSnw&t=7s





IHPMalagueñas
Málaga - 2018

domingo, 22 de abril de 2018

ACUEDUCTO DE SAN TELMO: PEQUEÑAS AYUDAS, GRANDES ACCIONES.

#SalvemoselAcueductodeSanTelmo

   Estábamos hablando unos cuantos amigos del estado de abandono del Acueducto de San Telmo, de la nula atención que le presta la Administración y de la absoluta desidia que manifiestamos los malagueños respecto de el, cuando uno de los que hacemos este blog, sugirió que los ciudadanos siempre podemos hacer algo, algo que vaya más allá de chillar en los foros públicos, donde se dan toda clase de opiniones -todas respetables-, se dicen dicen toda clase de barbaridades y en más ocasiones de las razonables se emplea el insulto como argumento -de ninguna manera aceptable-.

   Este compañero sugirió que cuando estemos paseando por junto al acueducto, miremos en su interior y busquemos por sus alrededores los ladrillos originales que se usaron en su construcción, que haberlo los hay desparramados por los alrededores, y para confirmarlo nos ha dado estas tres imágenes de tres pequeñas pilas de ladrillos que el mismo amontonó, desde luego en la esperanza de que nadie que pase ahí y los vea, los coja y los vuelva a tirar.

   Creemos que es una muy buena idea y animamos a los malagueños a que lo hagan también. Son pequeñas ayudas, ayudas reales, no palabras en el papel, pero pequeños pasos para ir concienciando de la necesidad de restaurar este monumento único que tenemos en Málaga. 

   Un saludo




IHPMalagueñas
Málaga - 2018

viernes, 20 de abril de 2018

UN PARQUE CON ACUEDUCTO PARA LA CIUDAD.

   Entre la autovía de circunvalación, Huerta Nueva, Alegría dela Huerta y Jardín de Málaga existe un terreno por medio del cual discurre el cauce de un arroyuelo con un par de  pequeñas represas.

   Si nos ponemos mirando hacia el norte, podemos ver como a nuestra derecha discurre el acueducto de San Telmo, dando comienzo este tramo del mismo en la calle del Marqués de Mantua y tras recorrer acequia, cruzar un puente, subir una caída y continuar por la acequia, terminamos en otro puente, el cual, lamentablemente, está roto, le falta más de la mitad.

   Fin del tramo.


   No sabemos si esa extensión de terreno es de propiedad particular o municipal, de modo que lo que expondremos a continuación solo sería posible si es de titularidad municipal y si, además, hay voluntad de llevar de llevar a cabo el proyecto que proponemos -y fondos para ello, claro-

   El proyecto no es ni más ni menos que dado que la zona cuenta con pocas zonas verdes y de esparcimiento, crear en ese terreno un gran parque de uso público, dotado de caminos, fuentes, áreas infantiles, con una rica variedad botánica mediterránea,  y....y....y que el tramo del Acueducto de San Telmo sea restaurado e integrado en el parque, con lo cual evitaremos su constante degradación y su más que previsible fin: su desaparición.

   La imagen que sigue, marca en ROJO el perímetro del hipotético parque y señalado en AMARILLO el recorrido del tramo de acueducto, siendo lo marcado como FIN TRAYECTO el puente de la primera foto.


   Desde Investigaciones Históricas Provinciales Malagueñas pensamos que es una buena idea, que beneficiaría a los vecinos de la zona y ayudaría a salvar de su desaparición, al menos, este tramo de ACUEDUCTO DE SAN TELMO.

   Es evidente que esto no será posible si el terreno es privado, claro, y tampoco será posible sin la implicación de los vecinos, de las asociaciones y de esos grupos que dicen que están por preservar el patrimonio y que convocan concentraciones para detener proyectos que, al día de hoy, no son reales. Están, faltaría más, en su derecho a manifestarse por lo que crean conveniente, pero nos gustaría verlos un poco más implicados por un patrimonio único en su clase y que por la desidia de todos se está perdiendo.

#SalvemoselAcueductodeSanTelmo

IHPMalagueñas
Málaga - 2018

jueves, 19 de abril de 2018

EL ACUEDUCTO DE SAN TELMO EN LA OBRA DE PASCUAL MADOZ IBÁÑEZ.

#SalvemoselAcueductodeSanTelmo

   La obra llevada a cabo entre los años de 1782 y 1784. Su promotor fue el Obispo de la Diócesis de Málaga, José Molina-Lario y Navarro y su arquitecto y director de obras fue José Martín de Aldehuela. 


Obispo José de Molina-Lario y Navarro

   Con un trazado de 10,8 kilómetros trajo las tan necesarias aguas a una ciudad de Málaga que había visto crecer su población de una forma exponencial en las décadas anteriores y la escasez del líquido elemento estaba creando problemas serios de abastecimiento  y de salud.

   Cuando Pascual Madoz Ibáñez realizó la magna obra titulada Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, hizo referencia, como no podía ser de otra manera, a esta obra tan importante del Acueducto de San Telmo, una obra de ingeniería civil de las más importantes realizadas en la Europa del momento.


Pascual Madoz Ibáñez

   Este que a continuación ponemos, es el texto de Madoz referente al Acueducto:

   "FUENTES PÚBLICAS. 

   Con este objeto hay varias fuentes, unas á cargo su conservación del ayunt., y otras pertenecientes al ant. colegio de marina, denominado de San Telmo, cuyo caudal se administra ho por el gobierno político: las principales son, la llamada de la Trinidad , en la calle é inmediata al conv. de este nombre, la cual tiene constantemente 22 pajas de agua; la que sitúa en la calle de Carretería próxima á su entrada por la calle de Dos Aceras, con cabida de 18 pajas de agua; y la que existe en la calleja del Cañuelo de San Bernardo con 6 pajas, recibiendo menor cantidad de agua que las anteriores la principal que hay en la Alameda y la de la plazuela de los Moros. 

   Para el abasto de agua de estas fuentes está destinada desde el tiempo de la conquista, en 1487, la que conducen las cañerías desde el nacimiento llamado Almendral del Rey, y la toma del arroyo de la Culebra á una leg. de la c. 

   Las demás fuentes públicas a cargo del citado colegio de San Telmo son; la que había en el centro de la plaza de la Merced ó de Riego, y hoy se encuentra á espaldas del conv. de monjas de Nuestra Señora de la Paz; la que se halla en la plaza de la Constitución; la de la plaza del Obispo; la del pasage de Heredia; la de la Alcazaba; la de Puerta del Mar; la de la esplanada del embarcadero y aguada del puerto; la de la plaza de la Victoria; la de la calle de Vara; la de la calle de los Cristos; la de la calle de la Peña; la de la plazuela de Sta. Maria y la de la carrera y calle de Capuchinos. 

   Estas fuentes están surtidas  por las aguas del r. Guadalmedina que conduce á la pobl. el famoso acueducto de San Telmo.

ACUEDUCTO DE SAN TELMO. 

   La escasez de agua que en 1720 esperimentó la c. de Málaga, llamó muy particularmente
la atención del ayunt. , quien acordó se practicasen reconocimientos en toda su jurisd., para conseguir el remedio á tan urgente necesidad: infructuosos fueron sus esfuerzos por la falta de manantiales inmediatos á la pobl., habiendo por consiguiente abandonado este medio, como lo habia efectuado la municipalidad casi desde el tiempo de la conquista; pero hallándose la c. en 1780 en el mayor apuro por falta de la suficiente agua para abastecer á su vecindario, que se había aumentado considerablemente, se dedicó el ayunt. á objeto tan interesante, y acordó se examinase la cantidad y calidad del agua del r. Guadalmedina, como se ejecutó por la comisión nombrada al efecto: practicado el reconocimiento, sé descubrió, que el agua de este r. era mucho mas pura y saludable que las del nacimiento del Almendral y arroyo d e la Culebra, que eran las únicas que usaba el vecindario. 


Litografía de Málaga. Aprox. 1770.

   Sin embargo de los buenos deseos que animaban á la municipalidad, hubo de desistir de la empresa por falta de fondos y por los inconvenientes que había de sobrecargar á los vec. con nuevas contr.; mas inflamado el Illmo. ob. D. José de Molina y Lario de un verdadero celo patriótico, se dedicó desde entonces á la realización de esta obra á sus espensas, y habiéndose practicado de su orden nuevo reconocimiento en 1782 , solicitó del rey por conducto del conde de Florida-Blanca, la licencia y facultad para construir con las rentas de la mitra un acueducto que abasteciese de agua la pobl. con nuevas fuentes públicas, y condugese además la suficiente para el riego de los terrenos que en su tránsito podían gozar de este beneficio, y para el establecimiento de molinos harineros deque se carecía en las inmediaciones, destinando sus prod. á la conservación del acueducto y fuentes, y el sobrante á objetos piadosos, cuya designación se reservaba. 


   Concedida la licencia y facultad para la ejecución de la obra por real orden, dada en San Ildefonso á 22 de setiembre de 1782, se dio principio á ella en octubre del mismo, continuándose con la mayor actividad hasta el 4 de junio de 1783, que se suspendió por el fallecimiento de aquel prelado: volvió á continuar el 24 por la real orden de 13 del mismo mes, en que S. M. tuvo á bien ceder los prod. de espolio para la prosecución del acueducto, según se determinaba en la comunicación de 13 del referido del colector general de espolios
y vacantes del reino al juez subcolector del ob. 


   En 7 de setiembre de 1784, á las 5 y 47 minutos de la tarde, principiaron á correr todas las fuentes que recibían el agua del acueducto, con universal júbilo del vecindario, que en aquel momento prorrumpió en tiernas bendiciones al Todopoderoso, y entusiasmados vivas al monarca D. Carlos III.

Toda la obra de este acueducto que empieza á la dist. de 1 1/2 leg. al N. de Málaga, consta de 13,000 varas de long., el desmonte de los terrenos de 65,507 varas cúbicas; y su costo total ascendió á 2.179,341 r s. 46 mrs. , según el estado general que presentó en 28 de noviembre de 1785 el doctor D. Ramón Vicente y Monzón, canónigo doctoral de la santa iglesia catedral de Málaga, y diputado nombrado por el citado señor obispo para el gobierno y dirección de esta obra."


IHPMalagueñas
Málaga - 2018

miércoles, 18 de abril de 2018

EL SEMINARIO DIOCESANO DE MÁLAGA. UN POCO DE HISTORIA.

#SalvemoselAcueductodeSanTelmo

   En Málaga tenemos Seminario Diocesano desde que el dieciocho de septiembre de 1587 tomó posesión de Obispo de esta Diócesis, Luis García de Haro, quien considerándolo como algo de suma necesidad para la Diócesis, dirigió un memorial al rey FelipeII, como patrono que era de esa Santa Iglesia, solicitándole su beneplácito para la erección de dicho Seminario y que señalara renta de beneficios del Real Patronato para su sostenimiento. Hay que mencionar, que el Cabildo Catedral no intervino en el tema del Seminario hasta 1592.

   Por fin, obtuvo la autorización real, pudiendo abrir, por fin, sus puertas el catorce de agosto de 1597, fecha en la que Carlos, hijo de ese monarca, firmó la Real cédula de su erección.

   A la hora de buscar sede, se consultó al Cabildo, y tras las oportunas deliberaciones se habilitó una casa que había entre el huerto de Sagrario y la Catedral, acabando las obras de habilitación el año de 1600, siendo ya Obispo Tomás de Borja y Castro, abriendo, por fin, sus puertas a los nuevos seminaristas.


Obispo Tomás de Borja y Castro

   Tras décadas de fecundo crecimiento, en 1779, Carlos IV otorgó a este Seminario el título de Conciliar, a la vez que lo incorporaba a la Universidad Imperial de Granada, con la potestad de conceder Grados de Filosofía y de Teología.


Obispo Alonso Cañedo y Vigil

   Esta sede, con el paso del tiempo se fue quedando pequeña y hubo necesidad de buscar un lugar más amplio, lo cual fue solucionado por el Obispo Alonso Cañedo Vigil -quien había solicitado las rentas de un Beneficio entero y un tercio de otro de Antequera- al comprar una casa que se hallaba junto al palacio episcopal, en la calle de Santa María, en 1819, no acabando aquí las adquisiciones de inmuebles para mejorar el servicio y la enseñanza de los educandos, futuros presbíteros y diáconos y, así, el veintiocho de mayo de 1863, Juan Nepomuceno Cascallana Ordóñez, a la sazón Obispo de Málaga, compró un inmueble en la calle de San Agustín, destinándolo a ser la sede del Seminario Menor.

   Durante este obispado, el Seminario sufrió las consecuencias de la revolución de los años de 1854 a 1856, llamado por algunos el infausto bienio, pues entre otras cosas vio como se le suprimía los colegio externos, que fueron repuestos pasos estos años.


Obispo Juan Nepomuceno Cascallana y Ordóñez

   Las necesidades de ambos Seminarios crecían, pues la formación humana y religiosa era cada vez más amplia y exigente, con un crecido número de seminaristas y es por ello que en 1881 se ampliaron varias dependencias, se mejoró notablemente la biblioteca, se reformaron los estudios, incorporándose para ello nuevo material de enseñanza, etc., todo bajo la dirección del Obispo de entonces, Manuel Gómez-Salazar y Lucio-Villegas, aunque estas reformas no fueron las únicas y fueron más allá de los edificios del Seminario, pues su sucesor, Juan Muñoz Herrera, autoriza que se establezcan las Preceptorías de Latín y de Humanidades en las cabezas de Arciprestazgos, convirtiéndolas en escuelas preparatorias para el ingreso en el Seminario. Un acierto, pues así , los nuevos seminaristas llegaban con un conocimiento preciso de lo que iban a estudiar.


Obispos Manuel González Salazar y Juan Muñoz y Herrera

   Los tiempos avanzan y la ciudad de Málaga crece y el tráfago diario se deja sentir en sus calles: gentío, bullicio, ruidos,... y las calles a las que da el Seminario se ven envueltas en ese ritmo de vida, haciendo que no haya el silencio y la tranquilidad necesarias para el estudio y el recogimiento. La obsolescencia e incomodidad de esas antiguas instalaciones también suponían un obstáculo para la vida que necesita un estudiante.

   Es el Obispo San Manuel González García el que decide poner fin a esa anomalía, tomando como un empeño personal el asunto, pues, según sus palabras, el Seminario era de
"...estrechas estancias, pisos eleva­dos, patios sombríos, paredes y suelos siempre mojados de humedad y jamás vi­sitados por el sol, clases iluminadas con luz artificial en pleno día..." 

   "...el constante y ensordecedor ruido produci­do por el martillo de varios marmolis­tas y zapateros establecidos en la ca­lle a que da la fachada principal, la bullanguera música de todos los piani­llos callejeros que nunca faltan con su obligado cortejo de cantores y bailado­res improvisados, el griterío..."

   De modo que decide tomar el toro por los cuernos y meterse en la tarea de erigir un nuevo Seminario acorde a las necesidades de quienes iban a ser los pastores de la grey cristiana malagueña. Tras llevar a cabo su magna obra, comentó
   "Por eso me metí en la locura (así la llamaban no pocos amigos cuerdos) de levantar lo que, mientras fue mi sueño, llamé "Mi Seminario", y cuando fue rea­lidad, "El Seminario del Corazón Euca­rístico de Jesús", cuya primera piedra se colocó solemnemente el 16 de Mayo de 1920, en unos montes cercanos a la ciu­dad, con arquitectura "a la andaluza", puesto que para Andalucía es, con mucho aire, sol, cal blanca, azulejos y sobre todo mucho gráfico. 

   Que, desde el pri­mer grano de tierra de la puerta hasta el remate de la veleta, todo enseñe grá­fi­camente a conocer y amar a Jesús Sa­cra­mentado".

   Se trata de un magnífico edificio que abrió sus puertas para el curso de 1924-1925, poniéndolo bajo la dirección de los Misioneros Eucarísticos Diocesanos, en lugar de quienes desde 1904 lo habían dirigido,  los Operarios Diocesanos.


Obispo San Manuel González García

   Poco más de una año después, el 11 de febrero de 1926 recibió la visita de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

   La tragedia de la Guerra Civil no fue, en absoluto, ajena al Seminario, dando este claros testimonio  de fe por medio de la muerte de cinco de los seminaris­tas y de cinco de sus profesores, destacando de entre ellos el Rector, Enrique Vidaurreta Palma, y el Diácono Juan Duarte Martín, ambos en proceso de beatificación.
   El año de 1944 ve una nueva ampliación de las instalaciones del Seminario de la mano del Obispo Balbino Santos Olivera, cuando ordena la edificación de un nuevo pabellón para Seminario Mayor, siendo Ángel Herrera Oria quien cubrirá la explanada con una edificación más, destinándolas a aulas de estudio de Filosofía y de Teología.


Obispos Balbino Santos Olivera y Ángel Herrera Oria

   Lamentablemente, en estos años el número de vocaciones va disminuyendo de forma lenta pero inexorable y ante la situación de verse con tan pocos alumnos, el Obispo Emilio Benavent Escuín no tiene más remedio en 1967, que decidir que los alumnos de Filosofía y de Teología pasen a realizar sus estudios a la ciudad de Granada, en la Facultad de Teología de los Jesuitas y en el Estudio General de Filosofía de los Dominicos.



Obispo Emilio Benevente Escuín

   No obstante esto, Málaga sigue teniendo seminaristas y empieza a darse un fenómeno nuevo, que es el creciente interés por al Filosofía y la Teología que se va despertando entre los laicos malagueños, que, aparte del conocimiento y la formación, demandan unas instalaciones adecuadas para poder realizar de manera cómoda y óptima estos estudios, siendo eso motivo suficiente para que el Obispo Ramón Buxarrais Ventura creara, para el curso 1974-1975, el Centro Diocesano de Teología, donde a partir de entonces se retoma para Málaga la sede para los seminaristas, incluso se vuelve a poder residir en el Seminario desde el curso de 1979-1980 y vuelve a tener lugar en ese edificio el Teologado.

   Ya no es necesario ir a Granada, aunque desde el curso de 1989-1990 el Seminario se afilía a la Facultad de Teología de la Cartuja, en Granada, siguiendo, de esta manera, el mismo plan de estudios y los educandos obtendrán en este centro malagueño el Grado de Bachiller en Sagrada Teología, homologable a Licenciado en Estudios Eclesiásticos.



Obispo Ramón Buxarrais Ventura

   La acción del Obispo Buxarrais fue más allá, pues durante el curso 1990-1991 se lleva a cabo una reforma de calado en los edificios del Seminario, reestructurándose sus usos, creando un Aula Magna, dos salas de reuniones, una residencia de ancianos en lo que hoy es el Centro Diocesano de Espiritualidad y que regirían durante tres años las Hermanitas de los Pobres. 

    Así mismo, el edificio que en la actualidad es la residencia de los semina­ristas mayores, erigido en la época del Obispo Balbino Santos Olivera, ve renovado por completo su interior y las aulas de Filosofía y de Teología retornan al edificio construido por el Obispo Herrera Oria.

   Quien esto escribe, quiere terminar este artículo haciendo mención del sacerdote diocesano Antonio Eloy Madueño, a quien ha conocido y quien fue el que le dio la Primera Comunión a su hijo. 

   Dicho D. Antonio, fue nombrado Rector del Seminario en agosto de 2016, después de haber ocupado los cargos de Vicerrector del Seminario mayor y Rector del Seminario menor, aparte de haber sido el Párroco que decía las misas para niños en San Lázaro. Además, es el director del Departamento para la Causa de los Santos.

   Va por el.

FUENTE PRINCIPAL: http://www.seminariomalaga.es

IHPMalagueñas
Málaga - 2018


#SalvemoselAcueductodeSanTelmo